AUTO-HEMOTERAPIA.png

En el caso de la autohemoterapia, la sangre se obtiene y se regresa mediante la aplicación en el músculo de la persona, normalmente en los glúteos, generando una respuesta de rechazo y favoreciendo la respuesta del sistema inmune. El objetivo de este tratamiento es combatir enfermedades a partir de la activación del sistema inmune, para estimular aún más su respuesta, la sangre podría ser tratada por medio de radiación ultravioleta u ozono, por ejemplo, antes de volver a inyectarse.